5 pasos para mejorar tus presentaciones

¿Cómo son tus presentaciones? La mayoría de las que caen en mis manos son aburridas o demasiado estridentes. Y es una pena, porque muchas de ellas esconden tras de sí muchas horas de trabajo. Si quieres corregir esta sensación, sigue leyendo. Verás que con sólo tener en cuenta estos cinco pasos básicos tus presentaciones mejorarán en calidad.

1. Menos es mas

Evita la sobrecarga de información. Al colocar mucha información despistas a tu oyente. De manera que te aconsejo no utilizar más de tres conceptos o ideas en una diapositiva. Tres palabras-claves  se pueden retener fácilmente y te permiten explicarla de una forma cómoda. Pregúntate que es lo realmente imprescindible. Elimina todo lo demás.

2. Deja respirar

Tu debes respirar, los espectadores deben respirar, las diapositivas deben respirar. Para conseguir este efecto deja un espacio o una zona en blanco. Gracias a este espacio tu diapositiva ganará en comprensión. Bajo este espacio tu diapositiva se organiza y se armoniza.

3. La regla de los tres tercios

Alinear los elementos dentro de una diapositiva consigue que tu presentación gane en comprensión y armonía. Aumentan la atención del público. La regla de los tres tercios consiste en dividir la diapositiva en nueve sectores iguales. Esto genera cuatro puntos de intersección. Utiliza estos punto para colocar tus elementos principales eso captará la atención de tu público. Mira este ejemplo.

4. Ordena el contenido

Dos reglas infalibles. La primera es la utilización de guías o cuadrículas. En cada herramienta se activan de una forma diferente. Pero merece la pena buscar. Si utilizas esta opción obtendrás una gran visión para ordenar tu contenido de forma flexible. La segunda es la utilización del contraste. El contraste marca la diferencia, utiliza diferentes tipos de letras, colores y formas para resaltar contenidos importantes. Ojo: un grave error consiste en abusar de este recurso. Elige dos tipos de letras, colores y formas y juega con ellas. Recuerda el primer punto: menos es más.

5. Utiliza una buena plantilla

Definir la plantilla de tu presentación es fundamental para obtener un buen producto. Con este simple recurso se consigue una gran homogeneidad. La homogeneidad es un concepto clave para que tu público pueda respirar. En una presentación no homogénea el público está más atento a interpretar la forma que en el contenido. Y ese seguro que no es tu objetivo.

Para concluir acuérdate del refrán que dice: lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Fuente: Justifica tu respuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s