Tema 02: El medio natural de España y Andalucía

0. Descarga de contenidos

Para descargar los materiales de esta unidad solamente tienes que seguir estas instrucciones:

  1. Elige tu opción de descargar: español o alemán
  2. En Dropbox clickea sobre el botón de descarga
  3. Descomprime el archivo zip
  4. Abre la carpeta
  5. Con el boton derecho sobre cualquier archivo .html clickea y elige la opción abrir con.
  6. Abre con tu navegador preferido
n-ole-k9wf-620x349abc dedbbd41-d8d7-437a-964b-3c9ae35417b7
DESCARGAR RUNTERLADEN

1. El medio natural de España

Descrita por el geógrafo griego Estrabón como una piel de tora, España se define como un minicontinente al ofrecer una gran cantidad de elementos físicos (orografía, clima, vegetación, suelos, etc.). Esta variedad genera una importante diversidad geográficas y constituye la riqueza geográfica de nuestro país.

España ocupa la sexta parte del territorio de la Península Ibérica, cuyo espacio comparte con Portugal. Se localiza en el hemisferio norte y limita con el Océano Atlántico, por el oeste y el sur; con el mar Cantábrico, por el norte; y, al este y el sur, con el mar Mediterráneo.

La Península está unida al continente europeo mediante el istmo de los Pirineos, una frontera natural de 415 km. Se separa de África a través del Estrecho de Gibraltar.

La extensión de España suma algo más de medio millón de km2 distribuidos entre la Península Ibérica, el territorio insular (Baleares y Canaria) y las ciudades norteafricanas (Ceuta y Melilla).

1.1. Costas

Las costas españolas se extienden a lo largo de unos ocho mil kilómetos. De ellos tres mil son insulares. Es uno de los países europeos con un litoral tan extenso. Su principal característica es la variedad ,aunque pueden distinguirse cuatro sectores diferentes:

  1. Sector cantábrico: se caracteriza por costas escasamente sinuosas y los accidentes geográficos más destacados son el Golfo de Vizcaya, el Cabo de Ajo y el Cabo de Peñas.
  2. Sector atlántico:  ofrece dos subconjuntos. El sector gallego, dominado por las rías, y el sector andaluz, siendo la Bahía de Cádiz el principal relieve.
  3. Sector mediterráneo: comprende desde la punta de Tarifa hasta el Cabo de Creus, juntos a estos encontramos el Cabo de Gata, el Mar Menor, el Cabo de la Nao, el Golfo de Valencia y el Delta del Ebro.
  4. Sector insultar: caracterizado por una enorma variedad. En Canarias destaca el componente volcánico.
maparelievecostas

Mapa de costas /aitormaestroef.blogspot.com.es

1.2. Relieve

La unidad que estructura el relieve en la Península Ibérica es la Meseta Central. La meseta es una zócalo erosionado y recubierto por sedimentos más modernos. Su altitud media es de 660 metros y es el relieve más antiguo de la Península Ibérica y ocupa la mayor parte de su superficie. Estudiaremos pues el relieve de España en función de la proximidad de las unidades a este elemento. Además de la Meseta, la Depresión del Ebro y la depresión del Guadalquivir son dos factores fundamentales para entender nuestra constitución geográfica.

1.2.1 Unidades interiores

La Meseta es una altiplanicie, su altitud media es en torno a los 660 m., ligeramente basculada hacia el este, compuesta en su mayoría por sedimentos arcillosos. En el interior de la meseta se presentan las siguientes unidades:

  1. Sistema central. Separa la Meseta en dos mitades. Sus sierras más destacadas son Gata, Gredos, Guadarrama y Somosierra. Algunas de sus cumbres, como el pico Almanzor (2592 m.), alcanzan alturas medias.
  2. Submesata norte. Conforma la cuenca hidrográfica del río Duero. Su altitud media es baja, rondando los 800 m.
  3. Submeseta sur. Ligeramente inferior a la submeseta norte ( 650 m. de promedio), contine dos cuencas hidrográficas: Tajo (en el área septentrional) y Guadiana (en el área meridional)
  4. Montes de Toledo. Divida la submeseta sur en dos sectores, lo que da lugar a las cuencas hidrográficas mencionadas anteriormente. Su altitud media es escasa (1500 m.) Entre sus sierras más importantes destacan Guadalupe, Montánchez y San Pedro.
mapa_fisico_España

Meseta central / Jesús Martín Cardoso

1.2.2. Rebordes montañosos

La Meseta presenta un conjunto de unidades de relieve que la bordean:

  • Macizo Galaico. Situado al noroeste es la prologación natural de la Meseta. Presenta escasa altitud media (500 m.) y su ruptura en una sistema de fallas determinó la aparición de las rías gallegas, que se corresponden con los sectores de las fosas hundidas. Los Montes de León separan el Macizo Galaico de la Meseta. Su altitud media ronda los 2000 m.
  • La Cordillera Cantábrica. localizada en el norte es una cadena joven que alcanza altitudes superiores a los 2500 m. En los Picos de Europa se encuentran sus mayores cumbres.
  • El Sistema Ibérico es una formación compleja que bordea la Meseta por su flanco oriental. Alcanzan altitudes medias en serranías como la Demanda o Urbión, superando los 2300 m., en el pico Moncayo.
  • Sierra Morena cierra la Meseta por el sur, separándola del Valle del Guadalquivir. Es un gran escalón geomorfológico de escasa altitud (1300 m.), anuque con sierras destacadas como Aracena.
Rebordes

Rebordes montañosos / Jesús Martín Cardoso

1.2.3. Unidades exteriores

Se denominan unidades exteriores a aquellos elementos del relieven que no entran en contacto con la Meseta central. Estas unidades son las siguientes

  1. Pirineos: Al norte, actúan como un enorme istmo que separa la Península del continente. Los Pirineos constituyen el relieve más elevado de la Península Ibérica. En la zona central o eje axial destaca el Aneto con 3.404 m. A ambos lados del eje se localiza el prepirineo francés e hispano, un conjunto de pliegues fundamentalmente calizos.
  2. Montes Vascos: entre la cordillera Cantábrica y los Pirineos son sierras muy abruptas pero poco elevadas y con muchos valles.
  3. Las Cordilleras Costero-Catalanas, al este, se distribuyen en dos alineaciones paralelas a la costa, una interior y otra mediterránea, que acaban enlazando con el prepirineo. El Montseny alcanza los 1.712 m.
  4. Los Sistemas Béticos: se levantan como una cordillera alpina de gran extensión (más de 600 km) y que encuentras su prologanción bajo el mar en las Islas Baleares. Se distinguen dos sectores, uno más interior o Subbético, y otro más exterior o Penibético. En este último se localiza el pico más elevado de la Península: el Mulhacén (3.478 m.) y el Pico Veleta (3.392 m.)
UniExterior_España

Unidades exteriores / Jesús Martín Cardoso

1.2.4. Relieve insular

El territorio insular se reparte en dos archipiélagos:

  1. Islas Baleares. Se sitúan en el Mediterráneo. Están integradas por Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera, Cabrera y  otros islotes menores. Las Islas Baleares son una prolongación submarina de los Sistemas Béticos. La Sierra de la Tramontana, en Mallorca, es la serranía más destacada,  con el Puig Mayor (1.455 m)
  2. Archipiélago de Canarias. Se localiza en el Océano Atlántico. De origen volcánico, está integrado por Tenerife, la Palma, La Gomera, el Hierro, Gran Canarias, Fuenteventura y Lanzarote. El Teide es la máxima altitud y techo de España (3.718 m)
Relieve_Insular

Relieve insular / Jesús Martín Cardoso

1.2.5. Depresiones fluviales

Existen dos depresiones fluviales en el territorio español

  1. Depresión del Ebro. Situada en el Noreste peninsular, es un valle de escasa altitud. Los Pirineos, el Sistema Ibérico y la Cordillera Costero Catalana le confiere una forma triangular característica.
  2. Depresión del Guadalquivir. Situada en el suroeste de la Península, es también un valle triangular de altitud escasa que se abre directametne al mar Atlántico, generando las marismas onubenses en la desembocadura del Guadalquivir. La Depresión del Guadalquivir aparece bordeada de los sistemas montañosos: Sierra Morena y los Sistemas Béticos.
Depresiones

Depresiones fluviales / Jesús Martín Cardoso

1.2.6. Hidrografía

Un río está condicionado por tres factores: tipo de suelos, clima y relieve. La acción conjunta de estos factores determinará el caudal y el régimen del río. Ríos que transcurran por un mismo territorio poseerán características parecidas ya que las factores tiende a ser idénticos. Así nace el concepto de vertiente. Una vertiente hidrográfica es el conjunto de ríos, y respectivos afluentes, que desembocan en un mismo mar. Puesto que en las Islas Baleares y en el archipiélago canario no existen ríos, sino más bien arroyos y torrentes, debe hablarse de tres vertientes en el conjunto del territorio español:

  1. Vertiente cantábrica. Los ríos que desembocan en el mar Cantábrico son cortos y numerosos. La razón es bien sencilla: la cordillera Cantábrica está situada muy cerca de la costa por lo que los ríos de esta vertiente tienes que salvar un gran desnivel en muy poco tramo. Debido a la constancia y a la abundancia de precipitaciones en el norte peninsular, los ríos de esta zona son caudalosos y de régimen regular. Destacan: Bidasoa, Deva, Nervión, Sella, Nalón, Narcea y Navia.
  2. Vertiente Atlántica. La característica principal de esta vertiente es la longitud de sus ríos. Nacen cerca del mediterráneo y desembocan en el Atlántico, por lo que prácticamente recorren el ancho del territorio nacional. Mientras que los ríos septentrionales  son caudalosos y regulares (Miño, Sil, etc.), el resto (Duero, Tajo, Guadiana y Guadalquivir) son de régimen irregular debido al estiaje en verano y a las crecidas en primavera y otoño.
  3. Vertiente Mediterránea. En esta vertiente los ríos son cortos. A excepción del Ebro. Su causa es la cercanía de las montañas al mar. De régimen irregular sufren un fuerte estiaje en verano y crecidas, sobre todo, en otoño, porque se ven afectados por las lluvias torrenciales que acompañan a la gota fría. Hay numerosos torrentes y cursos intermitentes que sólo llevan agua cuando llueve. Los más importantes son: Guadalhorce, Almanzora, Segura, Jucar y Turia.
mapade-cuencas-y-vertientes-hidrograficas

Mapa de cuencas y vertientes hidrológicas / albertogarcia.files.wordpress.com

1.3. El clima

El clima es la sucesión de tiempos atmosféricos durante un periodo prolongado. El clima de España se caracteriza por:

  1. Temperaturas medias anuales moderadas. Aumentan progresivamente de norte a sur.
  2. Amplitud térmica media. Esta amplitud términa aumenta en el interior, mientras que disminuye en las costas por el efecto termorregulador del mar.
  3. Precipitaciones estacionales. Excepto en el norte-noreste peninsular, donde las precipitaciones son abundantes a lo largo del año, el resto de territorio recibe precipitaciones en forma de lluvias torrenciales en primavera y otoño.

1.3.1. Factores climáticos en España

Una de las características fundamentales de la Península es la diversidad climática. Esta diversidad responde a la interacción de una serie de factores:

  • Elevada altitud media: La orografía de España es muy montañosa. Esto origina un distribución muy variada de vientos, nubes, temperaturas y precipitaciones.
  • Localización geográfica: La Península se sitúa en la zona templada de la Tierra, esto supone la influencia tanto de masas de aire frío, provenientes del norte, como de masas de aire cálido, del sur.
  • Influencia marítima: su proximidad al mar suaviza la temperatura de las zonas costeras. Este efecto termorregulador no llega a tener efecto en las zonas interiores de la Península.
  • Borrascas atlánticas: la presencia de estas borrascas en el norte y oeste peninsular hacen que estas regiones sean más húmedas que el resto.

1.3.2. Zonas climáticas

En España existen tres grandes zonas climáticas:

  1. Zona atlántica:  se extiende por la franja norte y noreste peninsular, Galicia y la cornisa Cantábrica. Predomina el clima oceánico cuyas características son temperaturas suaves en invierno y en verano, esto implica una reducida amplitud térmica; mientras que las abundantes precipitaciones se distribuyen a lo largo del año. 
  2. Zona mediterránea:comprende el resto de la Península e incluye las zonas insulares, Canarias y Baleares, y extraterritoriales, Ceuta y Melilla. El clima predominantes es el clima mediterráneo cuyas principales características son elevada amplitud térmica, marcada estación seca y calurosa en verano y escasas precipitaciones, concentradas sobre todo en primavera y otoño. Dentro de este clima pueden diferenciarse algunas variedades
    • Clima mediterráneo interior: Abarca Andalucía, el valle del Ebro y la Meseta. La amplitud términa es mayor, veranos más calurosos e inviernos más frios. En verano es habitual la aparición de tormentas
    • Clima mediterráno de costa: Se localiza a lo largo de las zonas costeras del atlántico y mediterráneo, además de las Islas Baleares. Las temperaturas se suavizan invierno, mientras que los veranos son secos y calurosos. Las precipitaciones aparecen en primavera y en otoño.
    • Clima mediterráneo subdesértico: propio del sureste peninsular, Almería y Murcia. Típico de este clima es la escasez de precipitaciones y la suavidad térmica de los meses de invierno.
  3. Zona subtropical. Se asocia a las Islas Canarias. Ofrece temperatures suaves y uniformes a lo largo del año, con precipitaciones escasas. 

Además de esta regiones climáticas enontramos el clima de alta montaña. Aparece en alturas superiores a los 2 000 m (Sierra Nevada, Gredos, Picos de Europa, Pirineos y Teide) y se caracteriza por inviernos fríos y veranos frescos. Las precipitaciones son elevadas.

clima_mapa_01

Zonas climáticas / IGN

1.4. La vegetación

La vegetación es la cobertura de plantas que crecen espontáneamente sobre una superficie de suelo o en un medio acuático. La vegetación conforma uno de los principales elementos del paisaje y su distribución dentro de un territorio depende en gran medida de los factores climáticos y del suelo. Tiene tanta importancia que inclusive se llega a dar nomenclatura a los climas según el tipo de vegetación que crece en la zona donde ellos imperan. Por eso se habla de un clima de selva, de un clima de sabana, de un clima de taiga, etc.

1.4.1. Principales regiones vegetales

En nuestro territorio las regiones vegetales coindicen con las regiones climáticas. Se diferencian tres:

  1. Región oceánica: de árboles caducifolios y frondosos, debido a la abundacia de humedad, y praderas siempre verdes. Las principales especies arbóreas son los hayedos, se localizan en la Cordillera Cantábrica, los Montes Vascos y el Pirinero navarro. Los robledades se alternan con los hayedos. Existen dos tipos distintos:
    • Las carballedas: se extienden por Galicia y Cantabria, pero las políticas de repoblación de pino y eucaliptos, ponen en peligro su permanencia
    • Los bosques e melojo, rebollo y quejigo. Se encuentran por la montaña cántabro-pirenaica, Cataluña, Sistema Ibérica, Sistema Central, Montes de Toledo, Sierra Morena, zonas del Duero y Cordillera Bética. Forman una zona de transición.
  2. Región mediterránea: de árboles perennifolios con adaptaciones a la sequedad. Las principales especies son el encinar, desde el Duero hasta Almería y desde Cataluña hasta Cádiz, y el alcornocal, principalmente en Extremadura, Andalucía Ocvcidental y noreste de Cataluña.
  3. Región subtropical: se corresponde con las Islas Canarias. Encontramos la Laurisilva y gran variedad de especies singulares como el pino canario, el cardón, el drago y la tabaiba dulce.
vegetacic3b3n_potencial_espac3b1a_2

Regiones vegetales / Universidad de Zaragoza

Además de las regiones explicadas, existen dos tipos de vegetación específicas que aparecen bajo determinadas condiciones:

  1. Vegetación de montaña. Es una vegetación escalonada en pisos debido a las condiciones cambiantes de humedad, frio y precipitaciones a medida que aumenta la altura. En la zona base aparece los bosques de coníferas, como el abeto o pino, en un segundo nivel los arbustos para finalizar en un tercer nivel con prados alpinos.
  2. Vegetación de ribera. Se localiza en los márgenes de los ríos con caudal constante. Forman un bosque galería y está constituido por alisos, sauces, chopos, fresnos y olmos.

La actividad humana ha transformado en gran medida la distribución natural de estas regiones vegetales. En muchas zonas las políticas de repoblación han dado paso a pinos y eucalíptos. En otras, los bosques han sido sustituidos por matorrales (landas en las zonas oceánicas, maquis y garrigas, en la región mediterránea) y formaciones herbáceas.

1.4.2. Espacios naturales

Para prevenir el impacto causado por los problemas ambientales, existen medidas de protección para aquellos lugares con interés biológico o paisajístico. La principal función de estos espacios protegidos es la de conservar la biodiversidad y asegurar un desarrollo sostenible. Según el tipo de protección de estos espacios podemos diferenciar entre:

  • Parque nacionales: son espacios naturales de alto valor ecológico, poco alterados por la actividad humana y lo que ha permitido la conservación de ecosistemas primitivos.
  • Partes naturales: son zonas poco transformadas por la mano del hombre. En ellos se permite ciertas actividades económicas bajo el requisito de la sostenibilidad
  • Reservas naturales: espacios naturales cuya creación tiene como finalidad la protección de ecosistemas, comunidades o elementos biológicos que, por su rareza, fragilidad, importancia o singularidad, merecen una valoración especial.
  • Parajes protegidos: lugares concretos del medio natural que, por sus valores estéticos y culturales, son merecedores de una protección especial.
  • Monumentos naturales: espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicaemente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen de una protección especial.
  • Reservas de la biosfera: son zonas protegidas por la UNESCO, por lo tanto poseen un reconocimiento internacional, donde se trata de compatibilizar la consevación de la Naturaleza con la mejora económica de los lugares donde se encuentran.
parquesnacionales-espaciosprotegidos

Parques naturales de España / oscarprofesociales.blogspot.com.es

El siguiente vídeo ofrece una visión clara de la belleza de estos parajes y el motivo de su conservación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente: El País

2.  Andalucía

Andalucía se localiza en el sur de la Península Ibérica. Posee una superficie de 87.597 km2. Por extensión es la segunda Comunidad Autónoma de España y comparable a muchos países europeos, tanto por su superficie como por su complejidad interna.

Hacia el este limita con el Mar Mediterráneo, hacia el oeste con el Océano Atlántico y Portugal respectivamente, mientras que al norte lo hace con la Sierra Morena, que la separa de la Meseta, y al sur con el Estrecho de Gibraltar, donde se encuentran el Mediterráneo y el Oceáno Atlántico, que la separa del continente africano.

Uno de los elementos que da singularidad y personalidad a Andalucía es su marco geográfico, que por su amplitud y variedad no permiten enfocarlo en una única unidad.

relieveanda_fis_pol

Fuente: Editorial SM

2.1. Costas

Las costas andaluzas se extienden a lo largo de unos 1100 kilómetos. El litoral andaluz está bañado por dos mares: el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Encontramos tres tipos de paisajes:

  1. La costa atlántica es baja y arenosa, de playas amplias y numerosas donde existen dunas y marismas. Se extiende desde Ayamonte, en Huelva, hasta la Punta de Tarifa en Cádiz.
  2. La costa mediterránea occidental. Se extiende desde Tarifa hasta la localidad granadina de Almuñecar. Las playas, de menor tamaño, se alternan con algunos acantilados.
  3. La costa mediterránea oriental. Desde Almuñecar hasta el límite con Murcia. Es el tramo más abrupto debido a que las sierras llegan hasta el mar, formando impresionantes acantilados.

Este vídeo te explicará un poco mejor las características de nuestro litoral

Fuente: EducaccionTV

2.2. Relieve

El relieve andaluz es muy variado y posee muchos contrastes. Esta variedad se configura en torno a tres unidades de relieve bien diferenciadas: 

  1. Sierra Morena. Se extiende a lo largo del límite norte de Andalucía, separando nuestra tierra de la Meseta.
  2. La depresión del Guadalquivir. Predominan los terrenos llanos y deprimidos, actos para la agricultura.
  3. Los Sistemas Béticos. Se extienden desde las proximidades del estrecho de Gibraltar hasta el límite oriental de la región andaluza. 

2.2.1. Sierra Morena

Sierra Morena se sitúa al norte de Andalucía. Aunque está compuesta por montañas de poca altitud, a lo largo de la historia ha representado un obstáculo para las comunicaciones entre Andalucía y el resto de España. Solamente dos pasos permitían esta comunicación: Despeñaperros, en Jaén, y  el valle de los Pedroches, en Córdoba.

En Sierra Morena se diferencian tres tramos:

  1. Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en la zona de Huelva y Sevilla. Caracterizado por un relieve suave.
  2. Sierra de los Santos, en la provincia de Córdoba.
  3. Sierra Madrona. A caballo entre Córdoba , Jaén y Ciudad Real. Posee el pico más alto de Sierra Morena, La Bañuela con 1.333 m

SierraMorenal.png

Fuente: Jesús Martín Cardoso

2.2.2. Sistemas Béticos

Los Sistemas Béticos componen la unidad de relieve más extensa de Andalucía. Están formados por dos alineaciones montañosas: 

  1. La Cordillera Subbética. Al norte. Es un sistema montañoso que nace en los campos de Gibraltar y terminan en la Sierra de Cazorla y Segura, contactando en este punto con Sierra Morena lo que dibuja el trazado hidrológico del Guadalquivir. Las zonas de mayor altitud se sitúan en el este y corresponden a las Sierras de Cazorla, de Segura, Mágina, de María y de la Sagra, donde se encuentra el pico Sagra (2.382 m).
  2. La Cordillera Penibética. Al sur. Es un conjunto montañosos que corre paralelo a la costa mediterránea. En esta zona se concentran las mayores alturas del relieve andaluz: el Mulhacén (3.478 m), que es el pico más elevado de la Península, y el Veleta (3.396 m).
  3. La Depresión Intrabética. Esta formada por hoyas y altiplanicies interiores. Destacan las hoyas o vegas de Antequeta, Granada, Guadix y Baza.

SistemasBeticos

Fuente: Jesús Martín Cardoso

2.2.3. Depresión del Guadalquivir

La Depresión del Guadalquivir se caracteriza por ser una amplia llanura de forma triangular. Se sitúa entre Sierra Morena y la zona más septentrional de los Sistemas Béticos. En ella pueden diferenciarse varios tramos: 

  1. Extremo nororiental. Un valle encajonado entre Sierra Morena y la Cordillera Subbética. Es una zona donde predominan las formas redondeadas de las Lomas.
  2. Campiña. A medida que el río avanza, las alineaciones montañosas se distancia. La campiña se define como un terreno amplio y llano apto para la agricultura.
  3. Litoral atlántico. Zonas cercanas a la costa cuyas principales características son superficies planas y de baja altitud. En este paiseje aparecen los terrenos inundables por las aguas del mar y del río, como las marismas del Guadalquivir.

DepresionBetica

Fuente: Jesús Martín Cardoso

2.3. Hidrografía

Hidrográfica es el conjunto de ríos, lagos, mares y otras corrientes de agua que recorren una zona. En este punto vamos a estudiar:

  1. Ríos.
  2. Humedales.

2.3.1. Ríos

Los ríos andaluces son poco caudalosos y tienen un régimen irregular. Esto se debe al clima mediterráneo que se caracteriza por veranos secos y precipitaciones irregulares. En Andalucía se distinguen dos vertientes bien diferenciadas: 

  1. Vertiente atlántica. Comprende los ríos que vierten sus aguas al mar. Estos ríos son más largos, recorren la mayor parte del territorio andaluz: Guadalquivir, con su principal afluente el Genil, Tinto, Odiel, Guadiana, Guadalete, Barbate.
  2. Vertiente mediterránea. Sus río vierten el agua al mar Mediterráneo. Estos ríos nacen en la Cordillera Penibética, son ríos cortos y con fuertes pendientes desde su nacimiento hasta su desembocadura, Sufren grandes crecidas en los otoños lluvioss y agudos estiaje en verano, de ahí que poseen un caudal escaso e irregular. Algunos de estos ríos permenecen secos durante la mayor parte del años: son las ramblas. Cabe destacar el Guadalhorce, el Andarax y el Almanzora.

rc3ados_de_andalucc3ada

Fuente: Wikipedia

2.3.2. Humedales

Por humedal se entiende un terreno inundado de manera permanente o temporal. Los humedales se localizan tanto en el interior del territorio como en las costas. Por ley los humedales andaluces se encuentran protegidos, debido a que en nuestro territorio se concentra el mayor número de humedales interiores y de costas de España y la Unión Europea.

Aunque la mayoría de las personas conciben los humedales como lodazal sucio y repugnante, inútil para el ser humano; sin embargo, estos sistemas biodiversos son parte fundamental del medioambiente y cumplen funciones de gran importancia, tales como:

  1. Son hábitats valiosos para la vida silvestre
  2. Mantienen el agua limpia
  3. Ayudan a reducir las inundaciones
  4. Protege de las erosiones

Por suerte, en Andalucía encontramos humedales en todas sus provincias:

  • Almería: La albufera de Adra
  • Cádiz: La laguna del Perezoso
  • Córdoba: La laguna del Zóñar
  • Granada: Las lagunas de Sierra Nevada
  • Huelva: Las marismas del Odiel
  • Jaén: La laguna Honda
  • Málaga: La Laguna de Fuente de Piedra
  • Sevilla: El Brazo del Este

lagunasyhumedales_01

Fuente: http://www.ceiploreto.es

2.4. Clima

El clima es la sucesión de tiempos atmosféricos durante un periodo prolongado. El clima de Andalucía se caracteriza por un clima mediterráneo: temperaturas suaves en invierno y cálidas en verano. Aunque existe una cierta diferenciación entre el interior, donde las temperaturas tienden a ser más extremas, y las costas, donde son más benignas por la influencia del mar.

Por regla general, en Andalucía, las precipitaciones son irregulares. Sin embargo, existen contrastes muy acusados entre la casi total ausencia de precipitaciones de la zona del sureste de Almería frente a los elevados índices de pluviosidad, los más elevados de la Península, en la Sierra de Grazalema (Cádiz)

2.4.1. Variaciones climáticas

La variaciones del clima mediterráneo en Andalucía puedes observarlas en el siguiente mapa:

clima_andalucc3ada

Fuente: Wikipedia
  1. Mediterráneo subcontinental de inviernos fríos. Es el clima predominante en Andalucía. Su principal característica es la de tener unos inviernos más largos y fríos que el resto de Andalucía.
  2. Mediterráneo subcontinental de veranos cálidos. Coincide con el valle del Guadalquivir, donde la escasa altitud y la alta humedad ambiente hacen que las temperaturas en veranos alcances máximas andaluzas.
  3. Mediterráneo oceánico. Las temperaturas son suaves durante todo el años por la influencia del mar. Además las precipitaciones son más elevadas debido a los vientos húmedos procedentes del océano.
  4. Mediterráneo subtropical. Se caracteriza por inviernos suaves y escasa amplitud térmica. Las precipitaciones varían a medida que nos dirigimos hacia su zona oriental, donde las precipitaciones van disminuyendo.
  5. Mediterráneo subdesértico. Su rasgo principal es la falta de precipitaciones.
  6. Clima de montaña. Las temperaturas medias descienden debido a la altitud. Las precipitaciones en los meses de inviernos se presentan en forma de nieve.

2.4. Clima

La vegetación natural de Andalucía está influida por la cantidad de variedades y matices del clima y suelo de las zonas en las que se desarrolla. La vegetación más característica de nuestro territorio es el bosque y el matorral. Este tipo de vegetación es la que más aguanta las temperaturas elevadas y las precipitaciones irregulares.

  1. Bosque mediterréneo. Los árboles poseen copas grandes y raíces profundas para aprovechar la poca agua disponible. Predominan los árboles de hoja perenne, como la encina, el algarrobo, el acebuche y el pino, y los árboles de madera dura y corteza gruesa, como el alcornoque.
  2. Matorral. Es un campo dominado por arbustos y mata. El matorral aparece cuando el bosque es sustituido, bien por tala, pastoreo o quema, y genera una curiosa simbiosis entre las especies que la componen. El matorral principal en nuestros campos es la maquia, una formación arbustiva densa, a menudo impenetrable, de más de dos metros de altura. Suele componerse de plantas con pocas necesidades de agua: jarra, brezo, lentisco, retama. La garriga es mucho menos densa y con zonas descubierta que responden a un mayor deterioro del terreno, suele componerse de plantas aromáticas: romero, espliego, tomillos, cantueso.
  3. Bosque de ribera. Surgen en torno a los ríos, ya que en esta forma abunda el agua. Los sauces aparecen junto a las orillas de los ríos, algo más alejado encontradmos los chopos, olmos y álamos y, por último, los fresnos, que necesitan menos humedad.
  4. Humedales. En ellos crece la enea, el junco y la espartina.
  5. Laderas de las montañas. En las altitudes medias y bajas aparecen los árboles de hoja caduca: quejigo y castaño. A mayores alturas crecen los pinos. En las cumbres más elevadas crece matorrales como el piornos, capaz de soportar la nieve y las heladas.

Visualiza este vídeo para una mejor comprensión de la relación entre paisaje y vegetación en nuestras tierras:

Guardar

Anuncios

2 pensamientos en “Tema 02: El medio natural de España y Andalucía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s