Tema 10: Egipto

1. Egipto

1.1. El país del Nilo

Hace más de 5.000 años surgió en el noreste de África, junto al río Nilo, una de las civilizaciones más importantes de la Historio, el antiguo Egipto. Egipto esta ocupado por el desierto y la vida allí tiene que soportar unas condiciones extremas. Pero existe una pequeña franja donde bulle la vida: el Nilo, el regalo de los Dioses. Entorno a su cuenca se concentraba la población del antiguo Egipto.

Cada año, con las crecidas, el río Nilo se desbordaba dejando tras de sí un barro negro muy fértil. Los egipcios utilizarán esa franja, a la que denominaba tierra negra, para plantar. Para aprovechar este don, los egipcios construyeron numerosas acequias y canales. La vida de los egipcios esta regulada por el Nilo. Y no sólo porque el río marcase las épocas de trabajo y siembre. Observa la siguiente infografía sobre el año agrícola en Egipto

Año agrícola

Gracias a sus crecidas la agricultura egipcia era extremadamente productiva y esto permitió que muchos miembros de su sociedad quedasen liberados de la ardua tarea de labrar el campo, de esa manera aparecieron nuevos oficios y un división de la sociedad según su riqueza. Así comienza su historia.

1.2 La tierra del Faraón

El origen del antiguo Egipto se sitúa alrededor del año 3.100 a. C., cuando el rey Menes unificó bajo su mando todos los territorios que se encontraban en torno al Nilo. Esta civilización duró hasta el año 31 a. C. cuando los romanos conquistaron el país.

http://contenidos.educarex.es/sama/2010/csociales_geografia_historia/primeroeso/tema8/cronologia_egipto.html

1.3. La sociedad en Egipto

Los antiguos egipcios pensaban que su deber en la vida era servir a los dioses y, por lo tanto, al faraón, representante de ellos sobre la Tierra. Esa era la única forma de asegurar la prosperidad de todo el pueblo. Para servir a los dioses era necesario una estructura clara y diferenciada, por eso se considera que la sociedad egipcia era una sociedad jerarquizada, como una pirámide.

  • El Faraón. Se encontraba en lo más alto de la sociedad. Ejercía un poder absoluto sobre el estado y era jefe político, religioso, administrativo, militar y judicial. Dictaba las leyes, gobernaba el país, poseía gran parte de las tierras, controlaba el comercio y mandaba sobre el ejército. Cuando un faraón moría le sucedía su hijo, es decir formaban auténticas dinastías. Hubo 31. En las dinastías más antiguas destacan los faraones de Keips, Kefrén y Micerinos, que construyeron las pirámides de Gizeh. En las dinastías más modernas destacan Tutmosis I y Ramsés II, que fueron grandes guerreros. Se le consideraba un hombre-dios; vínculo entre los dioses con los humanos. Y como dioses nadie podía mirarles a la cara ni tocar su cuerpo.

  • Los nobles. Eran familia del Faraón y personas ricas, ya que eran los beneficiarios directos del cobro de impuestos recogidos del pueblo.

  • Los sacerdotes. Eran grupo social más respetado a quienes les correspondía cuidar de los templos. Los sacerdotes se dedicaban a ofrendar a los dioses, recibían a cambio tierras e ingresos y ejercían gran influencia sobre el faraón y las clases dirigentes. Tenían escuelas para preparar a los jóvenes para el sacerdocio, generalmente provenientes de familias nobles. Eran ricos e influyentes y estaban exentos de impuestos y se mantenían con el dinero del culto. Normalmente era el faraón quien designaba quién estaba al frente del templo, aunque a finales del Imperio Nuevo los cargos se hicieron hereditarios.

  • Los funcionarios. Para poder cumplir con sus variadas funciones, el faraón contaba con numerosos funcionarios que formaban parte de la nobleza egipcia.

  • Los jefes militares. Eran los responsables de la seguridad del territorio egipcio. En momentos de guerra adquirían un gran prestigio en la sociedad egipcia. Tenían que preparar y organizar el ejercito de forma eficiente, pues una derrota o fracaso se pagaba con la propia vida.

  •  Los escribas. Se encargaban de la escritura, los censos, la contabilidad y la recaudación de impuestos. Los cargos eran generalmente vitalicios y los servicios eran recompensados con tierras libres de impuestos y parte de los botines de guerra. Se dedicaban además a la escritura de documentos de todo tipo: literario, religioso, histórico, judicial. Había escuelas de escribas que permitían el acceso a todo aquel que los solicitaba, a pesar de la jerarquización.

  • Los campesinos. Entre julio y octubre se producía la inundación del Nilo, que permitía el desarrollo de la agricultura en Egipto. Durante este tiempo, se dedicaban a la construcción de templos, tumbas, diques, canales y otras obras. Cuando las aguas retrocedían, se preparaban las tierras y se marcaban las lindes para evitar pleitos. Los campesinos trabajaban mucho y entregaban gran parte de su cosecha al faraón; todo Egipto dependía de su labor y si dejaba de producir era duramente castigado.

  • Los comerciantes y artesanos. Los artesanos trabajaban para el faraón en los grandes templos, en amplios talleres bajo la supervisión de un superintendente, un cargo que generalmente era hereditario. La artesanía debió ser muy importante, tanto para objetos suntuarios como de primera necesidad: había carpinteros, escultores, vidrieros, tejedores y pintores que debían trabajar unas diez horas al día

  • Los Esclavos. Generalmente eran extranjeros prisioneros de guerra que ocuparon el último peldaño de la escala social. Nunca fueron muy numerosos. Podían ser comprados y vendidos como ganado, pero también existía la posibilidad, y se dieron casos, en los que finalmente acabaron arrendando tierras y comprando su libertad.

Para entenderlo mejor observa este vídeo

La sociedad egipcia

El antiguo Egipto fue una civilización básicamente rural, aunque también hubo ciudades muy importantes, como Menfis, Tebas, Amarna o Edfú. En estas ciudades habitaban las personas más importantes de la sociedad egipcia.

Las viviendas urbanas estaban construidas generalmente con adobe, sólo los edificios que debían durar para siempre, como las tumbas y los templos se construían con piedras. Las casas de los ricos tenían numerosas habitaciones. Algunas poseían un jardín con estanque y distintas especies de animales. Por su parte, las viviendas de los pobres eran más pequeñas.

En las ciudades destacaban dos tipos de edificios: los palacios, en los que vivían el faraón y los nobles, y los templos, de inmensas proporciones. Las ciudades se situaban junto al río. Por eso, en ellas había un puerto para los barcos de vela.

También había talleres de artesanos, como alfareros, curtidores o ebanistas. A los mercados al aire libre acudían los campesinos, los artesanos y los comerciantes a vender productos. En Egipto se utilizaba el trueque, es decir, se cambiaban unos productos por otros, porque los egipcios no conocían el dinero.

Las Ciudades y casas de Egipto

1.4. La economía en Egipto

La economía del Antiguo Egipto se basaba en la agricultura. El río Nilo, el regalo de los dioses, inundaba cada año las tierras junto al desierto, produciendo vida allí donde debería reinar la muerte. Gracias a las crecidas anuales del Nilo la producción agrícola era muy elevada, tanto que en Europa tuvimos que esperar hasta el s. XVIII para superar las cuotas del Antiguo Egipto.

Pero la tierra no pertenecía al que la cultivaba, sino al faraón, considerado por su pueblo como rey, dios y señor absoluto. El faraón delegaba las zonas agrícolas a sacerdotes, escribas y jefes militares que controlaban estas tierras y dirigían a los trabajadores libres y esclavos. Era común el cultivo de lino, algodón, viñedos, cereales y aceite de oliva.

Esta forma de distribución de las tierras permitirá la aparición de una economía centralista derivada del poder del Estado y simbolizada por la figura del faraón. Una agricultura tan potente y una economía centralizada liberaba a muchos de los habitantes de esta región de cultivar sus tierras para alimentarse. A su vez esta liberalización supuso gran cantidad de mano de obra libre y desocupada que el faraón distribuía según sus necesidades. A petición de suya, los artesanos estaban construían templos y fabricar armas para el ejército.

La ganadería se basaba en la utilización del buey y el asno, pero también existía la domesticación de ovejas, cabras y gansos. El uso del caballo sólo se produjo en el desarrollo del nuevo imperio, y el camello, animal símbolo de la civilización egipcia, solamente fue empleado en la época de Ptolomeo. Aunque la agricultura fuera la base económica principal, había pequeñas industrias de cerámica, minería y producción textil.

El comercio exterior también se beneficiaba de la centralización de la economía, ya que se anexaba al poder del Estado y accedía de forma inmediata al material para la exportación. Los pueblos egipcios negociaron a través del Mediterráneo, por lo que todo indica que fueron los precursores de la actividad. La materia prima para la creación de barcos procedía de Fenicia y el pago era basado en intercambio de objetos de arte y metales preciosos. Egipto también mantenía relaciones comerciales con Arabia y la India. Los griegos ofrecían plantas que servirían como una de las materias primas usadas en el proceso de momificación. A través de una fábrica concedida en el margen izquierda del Delta, los establecimientos comerciales efectuaban intercambios, como el vino, el aceite, la cerámica y algunos productos metalúrgicos para el grano que era escaso en sus ciudades de origen. Las pequeñas operaciones comerciales internas se realizaban por el intercambio directo, no existían monedas, aunque circulaban objetos de cobre y de oro con peso estable.

1.5. La religión y los tempos

La religión egipcia era de naturaleza politeísta, es decir, creían en varios dioses. El dios principal era el sol y llamado Ra, Amon o Atón. Otros dioses importantes fueron Isis, Osiris y Orus. Las divinidades tenían una apariencia un tanto extraña: mitad humana y mitad animal. La religión egipcia estaba basada en una serie de rituales dedicados a los diferentes dioses, de ahí que cada uno tuviese un templo en el que se guardaba su estatua, y que servían para el equilibrio en el Universo. Para los egipcios el equilibrio se traducía e las anheladas crecidas del río Nilo tan necesarias para la vida en Egipto.

Los egipcios construían los templos para que sirvieran de morada a los dioses. Utilizaban la piedra en su construcción en señal de eternidad. Los templos eran adintelados, es decir, que sus techos eran planos y sustentados por columnas. La mayoría de los templos tenían unas dimensiones colosales y seguían el mismo esquema.

Una larga avenida conducía a una puerta monumental. La avenida estaba decorada con estatuas de figuras con cuerpo de león y cabeza humana llamadas esfinges. Las esfinges protegían el templo. Se accedía al templo a través de un grueso muro llamado Pilono. Delante de él se encontraban los obeliscos, que representaban el camino que unía la tierra con el cielo. A continuación se pasaba a un patio rodeado de enormes columnas. Después se accedía a la sala hispóstila que estaba cubierta y llena de columnas, era un lugar reservado para la aristocracia. Finalmente se encuentra el santuario, donde se conserva la estatua del dios, sala a la que solamente el faraón y los sacerdotes pueden acceder.

Al servicio de la religión se encontraban los sacerdotes, tenían mucho poder y mucha riqueza, además de ser propietarios de una gran parte de las tierras de Egipto. La función de los sacerdotes era ayudar al faraón en el mantenimiento del orden armonioso y justo: Maat. El faraón se encargaría de ahuyentar y luchar contra las fuerzas del mal, que intenta romper continuamente la armonía y los sacerdotes cumplirían con la celebración de los rituales diarios necesarios para el mantenimiento de la armonía divina.

1.6. La vida después de la muerte.

Los egipcios creían en una vida más allá de la muerte. Y el fruto de esta creencia se refleja en tres obras fundamentales:

  • La momificación. Es un rito de preparación de los difuntos para la otra vida. Los cuerpos de los muertos eran sometidos a un largo proceso mediante el cual se les extraían las entrañas y tras ser impregnados en diversas sustancias, eran cuidadosamente vendados para preservar el aspecto que tuvieron en vida. La finalidad de este rito es conservar el cuerpo para la vida en el más allá

  • Las tumbas. Lugar donde eran depositados los cuerpos de los difuntos. El arte funerario en Egipto dio lugar las edificaciones impresionantes : hipogeos, mastabas y pirámides

  • El libro de los muertos. Un texto funerario que sirve como guía para ayudar al difunto a superar el juicio de Osiris, asistirlos en su viaje a través de la Duat, el inframundo, y viajar al Aaru, en la otra vida.

1.7. La cultura en el antiguo Egipto

La escritura ha permitido que el legado cultural del antiguo Egipto perdure hasta nuestros días. Esto fue posible gracias a las escuelas egipcias, donde a enseñaba a los escribas el arte del jeroglífico. Entre las aportaciones más destacadas de los egipcios podemos destacar:

  • Obras escritas. Abarcan desde obras literarias, como la historia de Sinuhé, religiosas, donde se encasilla el Libro de los Muertos, hasta textos científicos y técnicos que atraían a los sabios griegos. La escritura egipcia paso mucho tiempo sin ser descifrada. Y esto era un gran obstáculo para los investigadores. Pero en 1977 el soldado Pierre-François Bouchard descubrió duranta la campaña francesa en Egipto la piedra Rosetta. Un texto plurilingüe que permitió a Jean-François Champollion en 1822 descifrar los textos jeroglíficos.

  • Matemáticas. En Egipto se encontraban bastante desarrolladas. La necesidad de marcar los límites de los terrenos al bajar el nivel del agua del Nilo, tras de las inundaciones anuales, impulsó fuertemente el desarrollo de la geometría y los instrumentos de medición, tanto del terreno como del tiempo.

  • Medicina. Era practicada por médicos funcionarios del Estado y tenía carácter gratuito. Se formaban en las casas de la vida, vinculadas a templos por el carácter mágico de la medicina. Se han encontrado papiros con recetas médicas. Y llegaron a practicar la cirugía

  • Astronomía. Crearon un calendario similar al actual: 12 meses de 30 días más 5 días fuera de meses.

1.8. Arte egipcio

El arte egipcio estaba muy influenciado por la religión y, sobre todo, por la creencia en la vida después de la muerte. Los egipcios edificaron templos, que eran las viviendas de los dioses y tumbas para los difuntos. Después decoraban los templos y las tumbas con esculturas y pinturas que representaban a los difuntos, a los dioses y distintas ceremonias y ritos.

También podemos encontrar obras de arte con sentido político. Por ejemplo, elaboraban grandes estatuas y pinturas de los faraones para demostrar su poder.

Esta presentación te ayudará a entender mejor los conceptos: El arte de Egipto

1.8.1. La arquitectura

La arquitectura funeraria es una des las expresiones más espectaculares de todo el arte egipcio. La arquitectura estaba unida a la religión y, sobre todo, al fenómeno de la muerte y vida en el más allá.

Las características principales de la arquitectura egipcia son:

  • Es arquitrabada o estática

  • Los techos son planos

  •  Predominio de la dimensión horizontal, sobre todo en los templos.

  • Pocos vacíos. Las ventanas son muy raras.

  • Estilo “columnario” o adintelado.

  •  Muros extraordinariamente gruesos.

El material utilizado en la arquitectura es la piedra en forma de sillares (bloques rectangulares) y el soporte fundamental es la columna. La arquitectura egipcia construye principalmente templos o edificios funerarios

Los templos funcionan como residencia de los sacerdotes, aunque también almacenan y distribuyen el grano, es decir, que además poseen una función administrativa.  La estructura de los templos siempre se repite:

  1. Acceso a través de una avenida decorada con esfinges y colosos para proteger al tempo

  2. Tras la entrada se encontraba el patio, que era el lugar de reunión para el pueblo

  3. Sala de las Columnas

  4. Santuario o lugar divino. Era el lugar donde moraba la divinidad, por eso a este recinto sólo tenían acceso los sacerdotes y el propio faraón.

Los edificios funerarios alojaban los cuerpos de personajes importantes. Se diferencias tres tipos diferentes de tumbas:

  1. Mastaba. Posee el aspecto de una pirámide truncada de base rectangular, construida a dos niveles: una pequeña habitación, para las ofrendas y una capilla, decoradas y una cámara mortuoria, bajo tierra, a la que se accedía por un pozo, desde la cubierta, se sellaba una vez depositado el cadáver. Las primeras se realizaron en ladrillos con muros en talud, que quedaban enterradas y mimetizadas en el paisaje.

    Mastaba de Nianjjnum y Jnumhotep.

  1. Pirámide. Constituyen la imagen más conocida y espectacular del arte egipcio. Son tumbas en cuyo origen se encuentra la superposición escalonada de mastabas, aunque su refinamiento y perfección dará lugar a construcciones espectaculares

    Pirámide escalonada de Zoser, pirámides de Keops, Kefren y Micerinos

  1. Hipogeos. Tumbas funerarias excavadas en la propia roca con recintos anexos que conducen a la cámara del sarcófago

    El Valle de los Reyes

Si quieres saber cómo más sobre la arquitectura funerarias

Las pirámides egipcias

1.8.2. La escultura egipcia

Las esculturas y bajorrelieves se ceñían a una serie de convencionalismos, cánones o normas que se mantuvieron invariables en casi todos los periodos durante tres mil años. Son los siguientes:

  • Ley de la Frontalidad: Las figuras son concebidas para ser vistas de frente; son muy simétricas, como si se hubieran esculpido respecto de un eje central, siendo las dos partes muy semejantes.

  • Jerarquía: Las figuras más importantes eran esculpidas más grandes y detalladas que las de los demás personajes, y mostraban actitudes hieráticas.

  • Hieratismo: Con ausencia de expresividad y rigidez de actitudes, como signos de respeto y divinidad. Sólo en algunos periodos se acercó al naturalismo.

En los bajorrelieves, además:

  • Canon de perfil: las figuras se representaban con el rostro, brazos y piernas de perfil, mientras que el tronco y el ojo estaban esculpidos de frente, con un elegante criterio estético que perduraba casi invariable.

  • Ausencia de perspectiva: No había profundidad sino yuxtaposición de figuras que se encuentran en un mismo plano.

  • Uso de colores planos: se utilizaron colores de tonos uniformes, con un código que respondía más a criterios simbólicos más que realistas.

    Escultura sedente de Kefren, la triada de Mikerinos, cabeza de Nefertiti, máscara de oro de Tutankamon

Aunque también puedes visualizar la presentación del Isaac Buzo: la escultura egipcia

1.8.3. La pintura egipcia

Se utilizaba para decorar templos y papiros. La técnica más empleada era el fresco, que consiste en diluir los pigmentos en agua para poder aplicarlos al muro o pared. La temática era muy variada e incluían un amplio espectro, desde escenas de la vida cotidiana hasta representaciones religiosas de carácter simbólico. Hay gran representación de plantas y animales.

Un rasgo típico de la pintura egipcia es pintar a los personajes de perfil, aunque el tronco y los ojos quedasen de frente. Ausencia total de perspectiva, de hecho, los personajes más importantes se pintaban de mayor tamaños que los de menor rango social. Los colores son planos y no se degradan o difuminan.

 Ĺibro de los muertos

5 pensamientos en “Tema 10: Egipto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s